Yo me casé con un idiota—y me esposo también. La palabra idiota viene de la palabra Griega que significa “hombre común.” Todos somos hombres comunes ¿no es cierto? De hecho, solamente hay Uno que no era un hombre común—Jesucristo. Elaine W. Miller anima a las parejas a fijar sus ojos en Jesús y correr la maratón del matrimonio como un idiota, pero no como un loco. Puede ser que un idiota dé un traspié o se caiga, pero un loco corre en una dirección equivocada.



Todos Nos Casamos Con Idiotas nos enseña que los esposos y las esposas deben dejar de concentrarse en las tres cosas que nunca pueden cambiar en su matrimonio, y empezar a enfocarse en las diez cosas que si pueden cambiar. Cada uno estime a su cónyuge como un regalo para atesorar, no como un idiota a tolerar.



También al igual que, Los Abeces de Alabanza y Oracion.





“Yo leí Todos Nos Casamos Con Idiotas en una sola sesión, y me sentí como había pasado el día con una sabía y valiente amiga cuya transparencia y humor me dio justo lo que necesitaba para hoy. ¿Cómo hace esto Elaine? Con historias que me cautiva, que me da carcajadas, y verdades profundas que me tranquiliza para poder crecer en nuevas maneras. Yo amo a esta mujer. Vas a devorar este libro también.” ~Virelle Kidder, Conferencista y autora de Meet Me at the Well, y The Best Life Ain’t Easy.