Hay una chispa divina en el interior de cada uno de nosotros. Pero en un hombre, esa chispa está a punto de explotar.
Steve Keeley, un hombre de negocios estadounidense, se precipita desde tres pisos de altura al frío suelo empedrado de Zurich. Días después, un médico le practica una operación quirúrgica milagrosa, y Keeley se da cuenta, al despertar, de que el mundo ha cambiado por completo. A partir de entonces comienza a presentir las cosas antes de que ocurran, y cree ser capaz de realizar proezas claramente imposibles. Este mundo con el que se encuentra es extraño y absorbente, y al mismo tiempo, terriblemente peligroso.
Entretanto, en las instalaciones de doce mil millones de dólares ubicadas en una zona marginal del norte de Texas, el súper colisionador yace a más de sesenta metros bajo la superficie de la tierra. Mike McNair, un físico brillante a cargo de un equipo de científicos, trabaja en el descubrimiento de uno de los mayores secretos del universo, una teórica partícula que unifica el universo; llamada la partícula divina. Cuando sus esfuerzos se ven debilitados por el hombre que ha invertido su inmensa fortuna en el proyecto, McNair comienza a sospechar que algo ha debido torcerse en sus investigaciones.
Ahora estos dos hombres están a punto de cruzarse sus caminos, de luchar con los misterios de la ciencia y el alma; y de aventurarse en un reino más allá de la razón, de la fe, y puede que también de la vida y de la muerte.

Read also