Sinopsis: Nadie deberia presenciar su propia muerte. El padre Peter se despierta en una habitacion desconocida, con unas terribles cicatrices en las munecas y sin rastro de memoria reciente. Sus ropas estan empapadas y no sabe que hace alli ni como ha llegado. Una camara de video le enfoca desde una esquina y frente a el, hay una television y un reproductor de video. Movido por un presentimiento, enciende el televisor y contempla horrorizado una grabacion increible. Peter se ve si mismo cortandose las venas en la banera para despues desaparecer en las aguas tenidas de rojo. El padre Peter, sobrecogido, se mira las munecas. El hecho de conocer el origen de aquellas heridas no le tranquiliza demasiado, sobre todo teniendo en cuenta que deberia estar muerto. Este es el punto de partida de una inquietante investigacion en la que Peter se enfrentara a un despiadado asesino y a un oscuro secreto. Solo descifrando a tiempo el misterio, conseguira escapar del peligro que le amenaza. Inicio de la Novela: Peter abrio los ojos y se enfrento a la oscuridad con una inquietante sensacion de peligro. La cabeza le retumbaba y una gota caliente y espesa se deslizo por su frente hasta rozarle los labios. Se trataba de su propia sangre que manaba de una herida abierta en la frente. - Donde estoy? -dijo en voz baja, solo para comprobar que aun podia hablar. Peter se incorporo mareado y sus ojos se fueron adaptando lentamente a la negrura reinante. Le dolian los antebrazos y al frotarselos descubrio asombrado cinco cicatrices alargadas que surcaban cada muneca de lado a lado. Parecian muy recientes, aunque no podia recordar como se las habia hecho. Toda su ropa, desde la camisa negra hasta los zapatos, estaba empapada. Peter miro a su alrededor. Se encontraba tendido en la cama de una habitacion desconocida aunque vagamente familiar. No sabia que hacia alli ni se acordaba de como habia llegado...