Tarde o temprano, la mayoría de mujeres que tienen un hijo irán a por el segundo. A muchas les sorprende que el paso de uno a dos pueda cambiarles tanto la vida como el paso de ninguno a uno. Tener dos hijos es otra cosa, en casi todos los aspectos, pero hasta ahora había poco apoyo e información para las madres que repiten.