En la secuela de Maldito, Lilly Rayne Nightengale descubre por qué Lucifer ha sido protegerla de fuerzas malévolas empeñado en la destrucción de ella. Ella también se encuentra cara a cara con la persona que orquestó las diversas experiencias cercanas a la muerte a lo largo de su vida y se acerca más a conocer la verdad acerca de por qué su muerte es tan importante para ellos.